El presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, anunció tras el último comité ejecutivo del máximo organismo europeo, la decisión de realizar una importante inversión en la lucha contra el cambio climático con motivo de la EURO 2020.

La UEFA plantará 50.000 árboles en cada uno de los 12 países anfitriones de la EURO para celebrar el 60º aniversario del Campeonato de Europa de la UEFA y dejar un legado de la competición, por lo que la ciudad de Bilbao y España se verán beneficiados de esta gran iniciativa. 

Además, la UEFA invertirá en proyectos de energía renovable de referencia en asociación con South Pole Group para compensar las estimadas 405.000 toneladas de carbono producidas por los aficionados y el personal de la UEFA que viajan a los partidos en el torneo.

En su anuncio en Liubliana (Eslovenia), Aleksander Čeferin dijo: «La UEFA EURO 2020 es una celebración del fútbol europeo que tendrá lugar en todo el continente. La naturaleza del torneo significa que hay muchos beneficios sobre un torneo tradicional. Además de poder utilizar los partidos como acceso a comunidades más diversas en toda Europa, no hay necesidad de construir una gran cantidad de nuevos estadios ni de los enlaces de transporte que necesitan, que conllevan un enorme coste medioambiental en recursos concretos y de otro tipo».

La UEFA es firmante de la Iniciativa de la Acción Climática para el Deporte.