El defensa internacional y la mascota de la EURO 2020, Skillzy, se acercaron al hospital bilbaíno para compartir un tiempo con los más pequeños y hacerles entrega de algunos juguetes que hagan más llevadera su estancia en el hospital.

Futbolines, libros de cromos y dibujos, toallas de la EURO y diverso material de la sede de Bilbao, hicieron las delicias de los más pequeños. Y por supuesto, lo más buscado fueron los autógrafos  y los posados con el defensa del Athletic Club y con la mascota de la Eurocopa. 

Los médicos, enfermeras y resto del personal de la planta de pediatría también participaron de la visita y conocieron de primera mano la EURO 2020.